mi?rcoles 20 de marzo de 2019

ciclismo

Cada vez más Gigantes

El pelotón carlospacense alcanzó una cifra récord en una nueva travesía rumbo al popular macizo de Punilla. Con la organización de la familia Castillo y Aero Bikes, los ciclistas despidieron el año a lo grande.

Cada vez más Gigantes
 
   Piloni, Daniel
 
 

El pelotón ciclístico de Villa Carlos Paz y alrededores volvió a vivir una travesía única como despedida de otro año lleno de kilómetros, carreras, fondos y algún que otro asado.

Con una cifra récord de más de 50 ciclistas partícipes de la expedición, este sábado por la noche se llevó a cabo la Travesía a Los Gigantes con la organización conjunta de la familia Castillo y Aero Bikes. Una tradición que crece más y más cada año. 

El tiempo meteorológico ayudó. Si bien transpirar nunca se negocia, un constante y fresco viento refrescó a más de uno en la epopeya de más de 80 kilómetros de distancia y casi 2.000 de desnivel positivo. El nutrido grupo trepó por la calle Roma, se dirigió hacia Estancia Vieja y escaló hasta la Ruta Nacional 28, camino por el cual se dirigió hasta que el pavimento se perdió de vista. 

Algunos emprendieron la vuelta en Tanti. Otros iniciaron su camino desde allí para no perderle tanta pisada a los más veloces. Un constante ida y vuelta de ciclistas que se unían y se marchaban pero que no podían quedarse fuera de semejante travesía, ésta expedición que inició hace 13 años entre un par de amigos y que ahora es testigo de la tradición número uno del ciclismo carlospacense. 

En El Durazno, ''la Sil'' y ''la Sole'' lideraron el abastecimiento provisto por la comunidad Castillo. Naranja, banana y agua para revitalizar el cuerpo y chequear que las piernas aún estaban con fuerza para seguir trepando. Las linternas pintaron un paisaje inigualable y el sonido de las ruedas girando sobre la tierra se tornaron una música que sanaba el alma. 

Finalmente, unos 20 bikers alcanzaron el objetivo mayor de la salida nocturna. Sólo quedaba regresar, disfrutar el extenso descenso y avisarle al estómago que se prepare para el tercer tiempo, ya que el Centro Vecinal de Santa Rita del Lago aguardaba con gaseosas, cervezas, helados y un sinfín de choripanes largados por el asador Jorge Marous. 

Mientras algunos prefirieron la ducha fría y la cómoda cama en casa, otros derraparon hasta pasadas las 5 de la mañana abriendo latas y latas de cerveza. No hay que reprochar nada. Después de 12 meses pedaleando, es momento de disfrutar. 

 

COMENTA ESTO

Cordoba Deporte
Centro de rehabilitacion y actividad adaptada
Concepto
Riders Motos
Vip Sport
Cross Run
Copa Carlos Paz 2019
Centro de Empleados de Comercio
Torneo Elite